Métodos de Alargamiento


1. Fijación
externa exclusiva

Este es el método tradicional de tratamiento, y consiste en la aplicación de aparatos externos, que permiten separar progresivamente los extremos del hueso intervenido.

Las ventajas de este método están en lo mínimamente invasivo de su aplicación, y en que permiten realizar el alargamiento en forma muy controlada. La principal desventaja es la incomodidad que puedan provocar por lo voluminoso de los aparatos, y por el tiempo que deben permanecer en su lugar. Por ejemplo, para un alargamiento de 5 cm, los tutores deben permanecer instalados por aproximadamente 200 días.


2. Alargamiento a través de
un clavo endomedular

En esta técnica, el hueso intervenido es estabilizado con un dispositivo interno, que lo mantiene perfectamente alineado, y permite guiar el alargamiento que se produce a través del tutor externo. Es una técnica combinada, cuyas ventajas son permitir un alargamiento lineal predecible, estabilizar y darle mayor protección al hueso regenerado y de esta forma disminuir el tiempo necesario de uso del fijador externo. En general, con esta técnica, para un alargamiento de 5 cm, los tutores se dejan en su lugar aproximadamente 100 días.

La desventaja es que requiere mayor cirugía, el tiempo operatorio aumenta, y existe una teórica posibilidad mayor de infecciones.


3. Alargadores
intramedulares

Con esta técnica se elimina la necesidad de utilizar fijadores externos, pues se implanta un dispositivo interno, capaz de alargarse gracias a la acción de un control remoto externor. Este clavo (PRECICE) fue desarrollado en Estados Unidos y lanzado al mercado en 2009. En el año 2013 fue reemplazado por una versión mejorada, más resistente y con mayor fuerza de distracción.

Con este método no es posible alargar más de 8 cm, pues este es el límite de trabajo del implante. Durante la operación, se intervienen simultáneamente ambas extremidades. Idealmente se realiza en los Fémures. Si el paciente desea 5 cm adicionales, esto se lleva a cabo en ambas Tibias, mediante una nueva operación, no antes de 8 meses desde la cirugía previa.

La gran ventaja de este método es la eliminación de los tutores externos, por lo que la posibilidad de infección es muchísimo menor. Además, al no haber elementos externos, es muy cómodo para los pacientes, la rehabilitación es más rápida, y al cabo de algunas semanas, pueden comenzar a hacer ejercicios en piscina o pedalear en una bicicleta estática.

La desventaja principal radica en su valor, pues a la fecha es de aproximadamente US17.000 ($11.500.000) + IVA cada uno.

En general, siguiendo estrictamente las indicaciones, el resultado con este método es excelente, y los pacientes retoman sus actividades cotidianas, incluyendo deportes en un período entre 1 y 2 años.

Para el Fémur, habitualmente se realizan 3 sesiones de alargamiento al día, de 0.33 mm cada una. El tiempo que toma cada sesión es de 2 minutos y 20 segundos (7 minutos equivales a 1 mm). En la Tibia, el proceso se realiza un poco más lento, habitualmente a un ritmo de 0.25 mm 3 veces al día .

Durante las sesiones, el paciente no siente dolor; sólo una vibración por el sonido que emite en control remoto externo.

PRECICE (R) contiene en su interior un potente imán, conectado a una serie de engranajes, que permiten el alargamiento del hueso cada vez que se aplica el control remoto externo. Debido a este mecanismo, el fabricante recomienda retirar el implante una vez que el hueso haya adquirido su resistencia normal. Además, no es aconsejable que el paciente se realiza examenes de resonancia magnética durante el período de alargamiento, pues podría dañarse el mecanismo .


Habitualmente la hospitalización post operatoria es de 4 días, pero puede variar dependiendo de las condiciones de cada paciente.

Para el manejo del dolor, habitualmente utilizamos un cateter peridural, que permite administrar anestésicos en forma continua durante las primeras 24-48 horas post operatorias. Uno de los efectos no deseados de esta modalidad de analgesia, es la retención urinaria. Por ello, durante la anestesia, a todos los pacientes se les instala una sona urinaria, que facilita la evacuación de la vejiga sin necesidad de levantar al paciente. Junto con esto, recibirá tratamiento anticoagulante para prevenir eventos trombóticos (formación de coágulos dentro de las venas), se le administrará antibióticos y será atendido por un kinesiólogo 2 veces al día, quien le enseñará algunos ejercicios y lo instruirá en la forma de caminar con algun dispositivo de ayuda (bastones, andador, etc). En ocasiones, algunos pacientes requieren de una transfusión sanguínea, debido al sangramiento intraoperatorio.


Durante la fase de alargamiento, el paciente debe realizar Kinesiterapia TODOS LOS DIAS. Es importante mantener la movilidad de las articulaciones y la elasticidad de los músculos. La no adherencia a esta indicación puede llevar a resultados adversos. El paciente está en condiciones de apoyar sus piernas pero con la ayuda de un andador (burrito) o bastones. No debe caminar sin algún método de soporte. Esto es especialmente importante cuando se utilizan clavos PRECICE, pues están diseñados para tolerar una cantidad limitada de carga.

El alargamiento comienza entre el tercer y séptimo día post operatorio, y se realiza a razón de 0.75 a 1 mm al día en cada hueso, dividido en 3 a 4 sesiones.
Durante el primer mes, el paciente es controlado semanalmente por su médico. Se solicitan Radiografías cada 2 semanas, para ver la progresión del alarghamiento y la regeneración ósea. De acuerdo a esto, es posible que el médico le indique aumentar o disminuir el ritmo de alargamiento. A partir del segundo mes, el paciente se cita con Rx cada 2 semanas, y se mantiene Kinesiterapia diaria durante este periodo.

Una vez alcanzado el objetivo de alargamiento, el paciente puede enviar las Rx en forma mensual. Cuando el hueso está completamente regenerado, el paciente debe volver a pabellón, donde se retiran los implantes. Habitualmente se deja una inmovilización por un mes adicional, por lo que puede ser necesario una silla de ruedas.

Por cada centímetro alargado, el paciente requiere mantener los implantes por aproximadamente 35 a 40 días.


CUIDADOS POST OPERATORIOS Continuar leyendo...

Buy now