Qué Hacemos

 

Técnicas de Reconstrucción

 

La cirugía reconstructiva de las extremidades es una subespecialidad de la Ortopedia y Traumatología, cuyo objeto es corregir mediante diversas técnicas quirúrgicas, las deformidades, tanto de miembros superiores como inferiores, que ocurren como consecuencia de malformaciones congénitas, traumatismos, tumores, infecciones, entre otras, y se pueden ver tanto en niños como en adultos.

Entre las diversas técnicas que se utilizan, está la osteogénesis por distracción. Para lsu realización, el hueso comprometido debe ser dividido, a través de incisiones mínimas, tratando de evitar al máximo los daños sobre los tejidos blandos que lo rodean. Una vez dividido, y con la ayuda de algún dispositivo ortopédico mecánico, los extremos son separados lenta y progresivamente, a razón de 1mm diario, lo que permite simultáneamente el alargamiento y la regeneración ósea. De esta forma, es posible alargar un hueso entre el 15 y el 100% de su tamaño original.

Los tutores externos que se utilizan son de diversos modelos, ya sea aquellos que van a un lado de la extremidad (monolaterales), fijadores circulares y combinaciones (híbridos). Cada uno de estos tiene sus ventajas y desventajas, y la preferencia por uno u otro depende, entre otras cosas, del segmento afectado, la deformidad a corregir, la comodidad del paciente, y la experiencia del cirujano.

Como alternativa al uso de los fijadores, es posible realizar correcciones inmediatas en aquellos casos menos severos. Esto significa que el cirujano es capaz de corregir completamente el problema dentro de la sala de operaciones, sin necesidad de instalar un tutor externo. Aquí, es posible utilizar diferentes métodos de osteosíntesis (unión de segmentos óseos), como placas, tornillos, clavos intramedulares, etcétera. La única desventaja, en estos casos, es que es necesario realizar incisiones mayores a las utilizadas cuando se aplican los fijadores externos, lo que requiere de algunas precauciones durante las primeras semanas del post operatorio.

after1after2
pre3after3
pre1post1
 

Deslice las flechas
para ver el antes y después

 

Alternativas en pacientes pediátricos

En el caso de los niños, existe una tercera alternativa para tratar las deformidades de las extremidades inferiores. Aprovechándose del potencial de crecimiento de los huesos infantiles, el cirujano puede modular la función de la fisis (nombre técnico del cartílago de crecimiento), favoreciendo el crecimiento selectivo de parte de éste. De esta forma, niños con Genu valgo (rodillas juntas) o Genu varo (piernas arquedas), pueden ser corregidos con una cirugía mínima, ambulatoria, en la cual se instala una pequeña placa con tornillos en forma de "8" (eight-plate®) en la zona de la fisis que se desea enderezar, permitiendo una corrección progresiva, sin necesidad de realizar osteotomías (cortes en el hueso), ni de instalar complejos aparatos externos. Esta técnica, conocida como Hemiepifisiodesis (Hemi: mitad, medio; Epifisis: Parte del hueso adyacente a la fisis: Desis: fusión), permite Modular el crecimiento, obteniendo resultados exitosos siempre y cuando el cartílago de crecimiento no esté cerrado. Una vez corregida la deformidad, las placas se pueden retirar.

Esta misma técnica puede emplearse en casos de desigualdades pequeñas en la longitud de las extremidades inferiores (menos de 2 cm). Cuando los cartílagos de crecimiento están aun abiertos, es posible realizar una Epifisiodesis temporal, es decir, frenar el crecimiento de la extremidad más larga, para lograr igualar la longitud.

No es recomendable, sin embargo, cuando la diferencia de longitud proyectada supera los 3 cm, puesto que va a determinar una disminución de la talla final.

Buy now