Sistema Precice®

Historia

A pesar del éxito a través de los años, el alargamiento óseo mediante el uso de fijadores externos no está exento de complicaciones. Además de la incomodidad, este método presenta una alta tasa de infecciones superficiales, mayor dificultad para movilizarse y limitación de la movilidad de las articulaciones vecinas, debido a la invasión de músculos y tendones por parte de los componentes que conectan fijador y hueso.

En el afán de disminuir estas complicaciones, desde los años 70 se han intentado desarrollar implantes internos capaces de alargar un hueso. Así, han aparecido muchos modelos con mecanismos diferentes. Quien comenzó esta línea de trabajo fue Bliskunov, en Kiev, Ucrania (Ex URSS), mediante un clavo intramedular que requería manipulación de la extremidad del paciente para poder ir alargando progresivamente. Luego, fueron mejorando los diseños y la tecnología hasta lograr fabricar implantes motorizados. De éstos, los más exitosamente utilizados han sido el FitBone, desarrollado en Alemania por Betz y Baumgart, que se vale de un motor interno activado por una antena que recibe radiofrecuencia desde un control remoto externo. Recientemente, y a pesar de varios años en el mercado, ha sido aprobado por la FDA). El otro implante destacable es el clavo Precice, desarrollado en California, USA, por la Compañía Ellipse Technollogy, bajo la supervisión de los Drs, S. Green, D.Paley y J. Herzenberg. Posteriormente, Nuvasive adquirió esta compañía, y es actualmente quien lo fabrica y distribuye

Este clavo, fue lanzado al mercado en 2009 con su versión inicial, y luego ha sido mejorado, en cuanto a resistencia mecánica y funcionamiento de su sistema de distracción, llegando a ser hoy en día, el implante preferido por los especialistas alrededor del mundo

Enero de 2017 marca un hito en la historia de este implante. Por primera vez, se utiliza el clavo Precice en América Latina. La cirugía fue realizada en Clínica Las Condes por el Dr. Alejandro Baar, dando comienzo a una etapa en la reconstrucción y alargamiento de extremidades en el SubContinente. A partir de entonces, nuestro equipo lleva la delantera en el número de casos realizados en nuestro país

 

Características destacables

Las ventajas de Precice incluyen una técnica de instalación relativamente fácil, una resistencia mecánica adecuada, que le permite a los pacientes una rehabilitación precoz y sin dolor y un mecanismo de alargamiento fiable.

Este clavo tiene en su interior un potente imán, conectado a una serie de engranajes, que se conectan una barra telescópica. Mediante una unidad de control remoto externo, se aplica un campo magnético , que hace girar el imán y de esta manera se logra ir alargando el hueso. Existen modelos específicos para Fémur y Tibia, y la máxima longitud que puede agregar es de 8 cm.

Dependiendo del diámetro del clavo utilizado (lo que a su vez depende del tamaño del hueso en particular), el paciente podrá apoyar en menor o mayor grado la extremidad operada.

Para los clavos de 12.5 mm de diámetro, la carga autorizada es de 30 Kg por extremidad. Es decir, si un paciente de 60 Kg de peso ha sido operado con clavos de 12.5 mm de diámetro, entonces puede apoyar ambas extremidades en el post operatorio, sin necesidad de elementos de apoyo (bastones, andador). Sin embargo, al caminar, se levanta secuencialmente una y luego la otra pierna, lo que lleva a que cada extremidad cargue los 60 Kg en un momento determinado.Por ello, es FUNDAMENTAL el uso de dispositivos de apoyo para caminar, aun cuando el paciente se sienta seguro

 
Buy now